En los meses de Julio /Agosto del año 1986, a casi  diez años de la Masacre, se pintó en el Aula Magna de la Universidad Nacional del Nordeste (Resistencia, Chaco),  el Mural: Argentina, dolor y esperanza.

El mural fue propuesto y realizado por Amanda Mayor de Piérola, artista plástica de la Provincia de Entre Ríos y madre de Fernando Gabriel Piérola, uno de los jóvenes fusilados en la  masacre de Margarita Belén.

El mural lo pintó Amanda con la ayuda de varios artistas plásticos de la ciudad de Paraná (Entre Ríos) y de la ciudad de Resistencia (Chaco).

               La obra fue sugerida por Amanda, quien envió una carta a los estudiantes. Un grupo de estudiantes tomo la posta y realizó las tareas de apoyatura, antes y durante la realización.